Nuestra historia

Historia de la Cruz Roja Paraguaya. Misión, Visión y Principios Fundamentales

El 12 Noviembre 1919, el Dr. Andrés Barbero funda la Cruz Roja Paraguaya

Los Inicios en Paraguay
El 12 de noviembre de 1919 se fundó en Asunción la Sociedad Paraguaya de la Cruz Roja, siendo su fundador el Dr. Andrés Barbero. Se toma como lema ” La higiene y la sanidad social en tiempos de paz”, prevaleciendo esta idea hasta nuestros días.

El Dr. Barbero a su regreso de Europa coincidió con los delegados paraguayos que asistieron a la Conferencia de las Naciones en Ginebra en crear una Sociedad Nacional de la Cruz Roja. Esta se forma a partir de la Liga de Lucha Antituberculosa, con el apoyo de su familia y de destacados profesionales y miembros de la sociedad civil paraguaya.

El 4 de diciembre de 1909, el Gobierno Nacional firmó los Convenios de Ginebra existentes. En 1922, el CICR admite en su seno a la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Paraguaya, y el 18 de mayo de ese año es reconocida por el Gobierno Nacional como “la única Sociedad Nacional con jurisdicción en todo el país y como la única de este género que prestará Servicios Auxiliares al Ejército Paraguayo, extendiendo su labor humanitaria a todas las personas radicadas en el país”

Bases jurídicas
La CRP fue fundada en Noviembre de 1919 y reconocida por el Movimiento en 1922. La Ley de Cruz Roja fue dictada en 1923, y los beneficios de impuestos fueron otorgados a la SN en 1991 y 1993.

La institución transitó por 4 etapas:
La Formación
La Cruz Roja trabajó en la prevención de la tuberculosis y prestó asistencia durante la Guerra Civil de 1922 y la Guerra del Chaco, siendo condecorada por su gran labor.

Labor Asistencial
Al término de la Guerra se constituye el actual Hospital donde se contaban con los Servicios de Protección a la Maternidad e Infancia, Clínica Médica, Cirugía, Otorrinolaringología y Centro de Protección de Ceguera. El Dr. Barbero fundó la Clínica de Tumores, el Instituto Nacional del Cáncer, la Escuela de Asistentes Sociales, Nutrición, Enfermería y Obstetricia, además de diferentes Sociedades Científicas.

Prioridad Materno Infantil
Bajo la presidencia de los Doctores Maffiondo y Vera Martínez se prioriza la atención materno infantil. Se crea el Centro de Prematuros, internado y residencia de Médicos, Curso de Postgrado de Gineco-Obstetricia y Neonatología en 1982, entre otros servicios. En 1968 se crea el cuerpo de Damas Voluntarias. En 1970 el escribano Gubetich dona el local de Brasil 216 para el funcionamiento de las oficinas de la Sede Central y del Hogar Maternal. Se implementa la Dirección Nacional del Voluntariado con los departamentos de Socorro y Juventud, así como las primeras filiales en Guairá, Alto Paraguay, Ñeembucú y Cordillera. La primera fiesta de La Banderita se realiza en el año 1973. En este mismo período también se inician gestiones para la construcción del nuevo Hospital Materno Infantil.

Nuevos Tiempos
En 1990, tras superar un período crítico tanto para la institución como para el hospital, se concreta la construcción del nuevo Hospital Materno Infantil “Reina Sofía”. Se firma el acuerdo para el pago de sueldos y mantenimiento del hospital con el Ministerio de Salud. La Universidad Nacional de Asunción reconoce el curso de Post-grado en las especialidades de Gineco-Obstetricia y Neonatología. Posteriormente se implementa el Plan Nacional de Desarrollo con las direcciones de Voluntariado, Desarrollo y Difusión, fundando más adelante las filiales de San Estanislao, Amambay, Alto Paraná y Concepción. Estos son algunos de los logros principales en la historia de la Cruz Roja Paraguaya.

Misión
Nuestra misión es promover el desarrollo de las capacidades centradas en las personas, la gestión del riesgo, y la respuesta a situaciones de Emergencias y Desastres, la Prevención de la Violencia, la Protección y la Reducción de riesgos de enfermedades, y el impulso en la generación de alternativas hacia comunidades con mayor vulnerabilidad social trabajando en conformidad con los principios fundamentales de manera abierta, transparente y responsable.

Visión
Somos una entidad de servicio humanitario que promueve y facilita sistemáticamente acciones humanitarias con eficacia y eficiencia, con miras al desarrollo de las capacidades de la persona y de las comunidades, ayudando a prevenir y mitigar el sufrimiento humano y complementa la labor de los actores gubernamentales y organismos humanitarios en el cumplimiento de su cometido.

Los siete Principios Fundamentales
Proclamados en Viena en 1965, los siete Principios Fundamentales crean un vínculo de unión entre las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Los Principios Fundamentales garantizan la continuidad del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y su labor humanitaria.

Humanidad
El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

Imparcialidad
No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes.

Neutralidad
Con el fin de conservar la confianza de todos, el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso o ideológico.

Independencia
El Movimiento es independiente. Auxiliares de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

Voluntariado
Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

Unidad
En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

Universalidad
El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.